Tres cuentos instantáneos

1. Extraterrestres y nazis

Se cuenta que en Guatemala, en Mazatenango, vivía un hijo de un nazi que vino huyendo de Alemania. Rudiger era su nombre. Entre sus aficiones estaba la astronomía y con el tiempo llegó a ser uno de los astrónomos más reputados del país. Daba conferencias y era invitado a reuniones internacionales en países de Europa y América.

Cuando estaba por cumplir 40 años, en una visita a Berlín conoció a Alicia, una española con la que regresó a Guatemala e hizo pareja. Después de un tiempo la relación fracasó y Rudiger cayó en una depresión.

Seguía estudiando astronomía, pero cuando vio un documental sobre extraterrestres quedó impresionado. Comenzó a revisar en sus documentos y halló fotos y vio cosas que nunca había visto antes. Los extraterrestres siempre estuvieron aquí, viéndonos, observándonos.

Hizo varios ensayos sobre el tema y la gente que lo respetaba lo empezó a marginar. Lo creyeron loco.

Después de cinco años de estudiar a los extraterrestres determinó que había una familia de ellos en Zacapa. Lo último que se sabe de Rudiger, según dejó escrito en su diario, es que los fue a visitar.

Escrito en Filgua el 15 de julio de 2017 a solicitud de Manuel Elías

 

2. La caída

Nunca me he explicado qué me sucede. Un día estoy bien, contento, y al siguiente día, casi de la nada comienzan eso deseos oscuros, sobre todo cuando estoy en el nivel 13, en donde están las oficinas de la empresa de diseño en donde trabajo.

Me asomo al balcón y pienso en cómo sería terminar de una vez con esa opresión en el pecho y esa taquicardia que comienza a sofocarme.

El mundo es un lugar hostil, cruel, desalmado. Vos podés ser el siguiente en ser descartado sin más, te despiden del trabajo por un mal día, te asalta un ladrón, o te quedás en una balacera entre maras.

¿Qué sentido tiene la vida? ¿Qué sentido tiene continuar si no hay esperanza?

Es tan sólo de lanzarse al espacio vacío y caer, caer lentamente, y pensar en que ella ya no quiso llamar, me bloqueó en el whatsapp, y que al final todo va a terminar cuando llegue al fondo, y entonces pienso, al fin descansaré de la opresión en el pecho y ya no tendré taquicardia. Pero hoy no será, tal vez en otra ocasión, porque además no tengo la determinación ni la voluntad. La pastilla de la felicidad que me dio la terapeuta, esa me salvará por hoy.

Escrito en Filgua el 15 de julio de 2017 a solicitud de @_Art3misA

 

3. Una médica sin fronteras de Guatemala

En una jornada médica me encontré con una doctora muy particular: cojeaba de la pierna derecha y era atractiva. La cojera no era real, lo noté al principio. La utilizaba para alejar a los hombres, como una barrera para evitar contacto con los que siempre andan tras lo que les caiga. Supe que estaba fuera de mi liga así que no intenté ningún acercamiento. Me trató como un amigo, le correspondí. No tenía especialidad, pero se llevaba bien con las mujeres y sabía tratarlas. A veces no sólo la medicina sana, sana también el buen trato del doctor.

Con ella entró una mujer muy golpeada, con un ojo hinchado y moretes en los brazos. Con ella pasó más de tres horas platicando. Las dos salieron llorando. Al siguiente día la mujer intentó poner una denuncia en la policía pero no le hicieron caso. La jornada médica terminó y me quedé con el contacto de Facebook de ella.

Tiempo después ella compartió un enlace de prensa en donde citaban que una mujer había sido asesinada por su marido, comentando que ella la había conocido. Luego de eso cerró su cuenta y no he vuelto a verla por Facebook ni por ninguna red social.

Escrito en Filgua el 15 de julio de 2017 a solicitud de Lourdes Trigueros.

 

Estos cuentos fueron escritos en la Feria Internacional del Libro en Guatemala (Filgua) el 15 de julio de 2017 en el stand 40. La dinámica fue que el visitante sugería el título del cuento y yo tenía que imaginar un cuento breve en cuestión de minutos.

Recibe gratis las historias:



5 comentarios en “Tres cuentos instantáneos

  1. Daniela

    Estoy entrando ultimamente todos los dias a leerte.. me llamo la atencion esto! Historias subidas y yo casi al dia! Y encima 3 🙂 que suertuda..
    Gracias, tus historias calman mi insomnio..

  2. pintores madrid

    Madre mia, para lo que haces hay que ser muy inteligente, no es embellecer algo obvio, claro esta, por casualidad me tope con la lectura y me maravillo lo maravilloso que llega a ser que una persona escriba tan fluido, un coordial saludo de un hombre al cual entretienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *