El futbolero

Siempre me gustó el fútbol. De pequeño jugaba chamuscas en la cuadra con mis amigos, a veces entre el lodo, a veces en el polvo. Jugábamos tardes enteras y regresábamos mojados de sudor a casa. Mis papás me enviaron a clases de piano para ver si dejab…

El helado

Todos los veranos mis papás nos llevaban a mi hermana y a mí a comer helados los domingos por la tarde. Íbamos a algún lugar que tuviera juegos y después de correr por todos lados y subirnos a todos los juegos que podíamos, terminábamos comiendo helad…

El perro fiel

Una tarde salí a comprar pan a un panadería que quedaba cerca de mi casa. Al regresar un perro empezó a caminar a la par mía. Yo le hacía señas de que se fuera para otro lado pero no hizo caso. Cuando llegué a la puerta de mi casa se quedó esperando q…

El traficante de palabras

Me contrataron en una empresa para generar tráfico web en una de sus páginas de noticias. Querían crecer mucho y rápido. Cuando me entrevistaron para el puesto, yo les dije que había que invertir y que podía ser un trabajo de largo plazo. Tenemos dine…

El acumulador de libros

Desde pequeño me gustaba mucho leer. Mis padres tenían una biblioteca algo aburrida que consistía en enciclopedias y libros sobre contabilidad y administración. Así que leía las entradas de las enciclopedias como si fuesen cuentos. Lo que al fin y al …

El enamorado

Ahorré la mitad de mi salario durante dos años sin una meta en particular. Cuando vi la cantidad en mi estado de cuenta me sorprendí. Era una cantidad de dinero que nunca había visto junta. Calculé que podía dejar de trabajar un buen tiempo así que fu…

Vecinos

Cuando se mudaron a la colonia, los Méndez me parecieron una pareja notable. Eran muy cordiales y educados y parecía que tenían dinero. Algunas vecinas decían que eran narcos, porque eso es lo primero que se piensa cuando ves a alguien en una condició…

El desempleado

Miré mi estado de cuenta de banco en el cajero automático y me reí bastante. Tenía diez quetzales con veinticinco centavos. Era lo único que tenía. No era una cantidad que pudiera sacar del cajero así que fui al supermercado a comprar unas galletas y …

El celoso

Después de intercambiar likes en una red social y de conocerse en una tarde de verano en la terraza de un café, Andrea y Víctor comenzaron una relación. Una foto de un par de tazas de café fue publicada en redes. Ambos se gustaron, así que comenzó el…

Más relatos
Eso es Todo